lunes, marzo 01, 2010

Piensa claro

Piensa claro es mi segundo blog personal e inevitablemente con tendencia informativa, mejor dicho una continuación de "Piensa rápido" (mi primer blog), el cual descuidé por mucho tiempo y, finalmente, me vi en la obligación de abandonar debido a una avalancha de mensajes que hasta el sol de hoy han invadido descontroladamente los comentarios de los post.

Sin embargo, este nuevo espacio más que una continuación, es también -naturalmente- el reflejo de una persona con un poquito más de años vividos encima, pero con la misma mente inquieta de siempre y una insaciable sed de contemplación, la cual definitivamente forma parte de mi ser e incluso me supera. Además, todos esos factores propios del crecimiento humano y el avance en la edad, me han hecho ver que vale más pensar claro que pensar rápido.

El nombre de este blog también alude a mi propia lucha por ser una persona paciente, menos ansiosa. He allí el motivo esencial del cambio de nombre de este de diario digital en el que recogeré mis impresiones sobre todo lo que me rodea y atrapa mi atención, siempre desde mis propias inquietudes y experiencias personales en la calle, en mi casa, con mis amigos o vecinos, con mi novio y compañero de vida, con mis familiares, conocidos dentro y fuera de los límites territoriales venezolanos, en el trabajo, durante mis momentos de recreación,... en fin: sobre lo que escucho, veo, descubro, siento, pienso e imagino.

Bienvenidos a mi nuevo espacio. Mi casa es tu casa. No busco entretener, pero sí compartir un poco de mi vida, de mi ser y de la realidad que me rodea. Creo que no será aburrido.

3 comentarios:

Iguana Jerezana dijo...

Mi joven guara:
A través de El Pais he conocido de tus inquietudes y he entrado a conocer tu blog. Como ex-director de tres revistas que hace una guará de años ya no circulan, me permito darte un consejo:
"No seas una máquina de pensar solamente, sino un ser sensitivo. Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento."
Quedo a tu orden y si necesitases apoyo cuenta conmigo.

verikat dijo...

¡Hola! Muchas gracias por el consejo, sobre todo si le preocupa que en algún momento sea una máquina de pensar. No tiene de que preocuparse en ese caso, porque no lo soy. Tanto como pienso, siento, de lo contrario no escribiría sobre algunas de las "cosas" que escribo y del modo en que suelo hacerlo. Tal como me lo aconsejas, siento el pensamiento y pienso en el sentimiento, es decir, simplemente "vivo", de corazón.

verikat dijo...

Disculpa, olvidé agradecerle por el apoyo que pone a mi disposición. Gracias.